Lee, reflexiona y comenta, queremos saber tu opinión, tu punto de vista, cualquier aportación es válida e importante.
¿Quieres compartir tu experiencia personal o profesional en el tema?
Escríbenos a contacto@vocess.com

  • Poesía desde mí
    Cora ha sufrido abusos repetidos, su cuerpo ha sido ultrajado, utilizado, cosificado, obligado, intimidado, penetrado, cortado, lamido, escupido… Desde entonces, el cuerpo de Cora va en una dirección y su mente y sus emociones van por otra. La disociación es lo que la ha salvado de perecer en un momento dado. Ahora tratamos, entre ambas y a través de su cuerpo marchitado, construir y unir su cuerpo-mente. Es un proceso, un camino. El arte nos permite transitar por ese camino. Vaya “cosa”.
  • Todas las pollas que no quise ver. Parte I: Infancia
    Me llamo Sara, tengo 31 años y soy mujer. Nací en un barrio de clase media-baja de una ciudad pequeña, de una provincia pequeña en […]