VocesS empezó siendo una idea peregrina, la típica cosa que te encantaría hacer pero que no materializas. Fue un «mañana me pongo», «igual este finde saco tiempo»… Esas metas que escribes el 1 de enero, que se quedan siempre en enero y te fustigan el enero siguiente. VocesS era una necesidad de acción durante una noche de vinos discutiendo por la mierda de vida que tenemos, la mierda de trabajo, la mierda de políticas sociales, que se diluía al día siguiente entre la resaca, las obligaciones y el tiempo que falta. En definitiva, una gran idea fagocitada por los tiempos modernos, la escasa implicación de sus creadoras y la genuina procrastinación, que en mi caso, es un hábito muy instalado en mi persona.

Pero llegó 2020, y dejando a un lado el desastre sanitario social mundial, 2020 nos dio todo ese tiempo que siempre pedíamos de más al día. Además, se formó un contexto nuevo, cambiante, peligroso de profundas consecuencias sociales. Una situación que ha desatado una vorágine de sentimientos en los profesionales sociales que oscilaban entre la valiente inconsciencia de salir a «salvar el mundo» y la frustración de no saber por donde empezar ni tener los medios. Creemos que esto hizo despertar VocesS, «nos echó a andar» el batiburrillo de sentimientos que teníamos dentro y necesitábamos expresar y canalizar. Desde ese 8 de mayo seguimos andando, unas veces con más energía e ilusión, con paso firme y decidido, otras veces arrastramos los pies por el barro del agotamiento y la desilusión, y la mayoría de la veces pisamos por terreno resbaladizo improvisando nuestros pasos al andar, pero aquí seguimos, andando. Andando cada vez con una familia más grande que nos acompaña, que nos da soporte y que nos presta su voz y su energía.

Gracias a vosotras y vosotros, compañeras, colegas, profesionales, amigas. Sin vosotras VocesS no sería más que otro proyecto social abandonado, otra iniciativa que no encuentra su espacio y que muere antes de haber podido luchar nada. No somos grandes, no somos fuertes, pero estamos y resistimos. Nosotras estamos y permanecemos con la firme convicción de hacer esta familia cada vez más grande, cada vez más sonora, cada vez más acompañante. Este año nos ha dado grandes momentos, hemos participado en múltiples reivindicaciones y hemos puesto temas encima de la mesa, el año que entra queremos volver hacerlo.

Fdo: Sara Cofundadora VocesS, redactora.

El mundo a mí alrededor se deshumaniza justo en el momento en el que yo me encuentro más sensible a las realidades que nos rodean. VocesS me ha dado la capacidad de extender aún más mi empatía, cosa que me sorprende porque siempre bebo un vaso de solidaridad con unas gotas de comprensión acompañando mi café matutino (lo recomiendo, Machukita consejo de hoy).

Hemos conocido a muchas personas este año, personas comprometidas, que trabajan con colectivos vulnerados y que se levantan cada día con la ilusión de hacer de su entorno un espacio mejor. El sueño del profesional de lo social de cambiar el mundo sigue estando y esto me llena de ilusión y de ganas de seguir haciendo lo mismo por lo que a mí me rodea. Personas que, pese a su sueldo precario, su desgaste profesional y la, en ocasiones, pésima gestión del sistema social en el que estamos inmersas, consiguen sacar adelante diariamente su trabajo y además dedicar un tiempo para visibilizar su profesión a través de nuestro proyecto. A todas esas personas gracias de corazón, VocesS sois vosotros y vosotras, vuestras historias y reivindicaciones.

Aquí hemos encontrado un medio para expresarnos, para sentirnos escuchadas, ser un canal de transmisión con los colectivos y profesionales que tanto lo necesitan, nos escucharán cuatro gatos, pero son los mejores gatos que nos podíamos haber encontrado.

Hemos hecho mucho humor, ese que siempre utilizamos para externalizar nuestros sentimientos y opiniones, que no es hiriente ni discriminatorio, que es inteligente y se comparte con personas compasivas y humanas, pero VocesS me ha enseñado que la situación social actual roza tanto el escándalo y la desvergüenza que cada vez nos cuesta más encontrar la broma y no sentarnos en serio a reclamar lo que nos pertenece: visibilización y respeto a nuestras profesiones.

Fdo: Machu, Cofundadora VocesS Y Editora de Pacotilla.

Nosotras ilustramos, ponemos formas, colores y fantasía a vuestro a trabajo. Nuestro trabajo es esencial para llegar a la gente y crear un impacto directo al espectador, conocemos lo delicado del mensaje y lo tratamos siempre lo mejor que sabemos. La belleza es nuestro trabajo, pero sin discurso no hay belleza. Vuestro discurso es tan real directo e importante que todo lo que hagamos es poco. Gracias a todas las personas que escriben los textos por tener discurso y por permitir que nosotras lo hagamos imagen. No nos gusta hablar, por eso preferimos pintar.

Fdo: Abi y Polo, Ilustradoras de VocesS.

Para mí VocesS ha sido la manera de unir mi vocación social y mi profesión a mi forma de expresión a través de Reburujina. Significa una oportunidad para mostrar y reivindicar a través del arte temas sociales silenciados.
Cada texto que VocesS me propone es un reto, que abordo con ilusión y compromiso, devolviéndolo en una ilustración.

Tengo mucha admiración por este equipo de mujeres que componen VocesS y me siento muy afortunada de que me hayan acogido en su proyecto. Agradezco también a todos, los que como yo, hacemos VocesS, presentado nuestras ideas y reivindicaciones, es hora de luchar y de visibilizar.

Feliz cumpleVida compañeras, es un lujo que existan personas con esta sensibilidad y compromiso social. Por muchos años más de colaboración.

Fdo: Reburujina, colaboradora e ilustradora de Vocess.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *