ABUSO Y MACHISMO

Poesía desde mí

Cora ha sufrido abusos repetidos, su cuerpo ha sido ultrajado, utilizado, cosificado, obligado, intimidado, penetrado, cortado, lamido, escupido… Desde entonces, el cuerpo de Cora va en una dirección y su mente y sus emociones van por otra. La disociación es lo que la ha salvado de perecer en un momento dado. Ahora tratamos, entre ambas y a través de su cuerpo marchitado, construir y unir su cuerpo-mente. Es un proceso, un camino. El arte nos permite transitar por ese camino. Vaya “cosa”.