DESTACADOS, PROFESIONALIZACIÓN

Mi NO experiencia como Educadora Social.

Actualmente sigo en búsqueda de trabajo y también de prácticas, pero en muchas ocasiones no obtengo ni respuesta. Llegando a mis treinta años de edad, siento que todo el dinero y tiempo que he invertido en formarme no están sirviendo para mucho y, poco a poco, voy perdiendo motivación y sobre todo seguridad en mi campo profesional, incluso estoy planteándome estudiar otra cosa y encaminar mi futuro hacia otros ámbitos profesionales. Esta situación me duele en el alma porque creo que he sido una persona que ha intentado buscar por todos los medios su lugar en el mundo, y pasa el tiempo, pero no encuentro mi hueco.

DESTACADOS, OTROS

La vida con Nada.

Me llamo Laia y soy de Barcelona. Desde que acabé Integración Social he ido trabajando en diferentes entidades, recursos y equipamientos dirigidos a las personas sin hogar.

El sinhogarismo es un colectivo diverso. Desde la perspectiva común se presenta como una masa homogénea, sin rostro, sin vida, como un concepto. Mendigo o pobre son etiquetas que despersonalizan y lo asemejan casi a una elección personal, invisibilizando la gran variedad y diversidad de situaciones como la violencia de género, drogodependencias, inmigración, soledad, que precipitan esta situación.

DESTACADOS, LGTBIQ+

El camino de baldosas multicolor

Soy Educador Social, he trabajado siempre en el colectivo de la infancia y juventud. Soy homosexual, nunca lo escondo en mi vida privada (bueno, en mi infancia y primera adolescencia sí, pero esa es otra historia). Sin embargo, en el trabajo es diferente. Soy una persona que tiene pluma (y muy orgulloso de ella) y que intenta dar visibilidad al colectivo.

DESTACADOS, RELATOS

Una llamada a 3

Comenzamos a charlar animadamente. Y eso que acaba de perder a su marido. No ha podido verle, ni siquiera sabe dónde está y la empresa aseguradora no puede decirle dónde se encuentra el cuerpo. Lleva varias semanas esperando que le manden las cenizas. Me expresa su dolor. La escucho sorprendido y admirando su fortaleza, y se lo expreso. Me dice que no queda otra, que hay que seguir para adelante, que la vida continúa.