Jesús trabaja como cuidador en un centro de personas con movilidad reducida con necesidades especiales; nos ofrece su visión de los últimos días en su residencia.

Jesús, el concepto cuidador es un poco amplio, generalmente las funciones cambian mucho según las empresas. ¿Nos puedes especificar tus funciones?

Sí claro. Realizo tareas de auxiliar socio-sanitario, preparo medicación, apoyo en duchas e higiene, apoyo a la hora de comer, etc. Pero también principalmente soy cuidador, les acompaño en el día a día, compartimos charlas, actividades y enfados. La verdad que, se puede decir, que comparten su vida conmigo y esto crea relaciones muy estrechas con ellos y ellas. Por eso creo que me encanta mi trabajo.

Entonces, ¿Qué dirías que es lo que mas te gusta de tu trabajo?

A ver… Me encanta mi trabajo, aunque hay días que no me apetece levantarme de la cama e ir al centro. Pero por mucho que me despierte y diga: “Ay, qué pereza me da ir a trabajar”, después, llego y soy muy feliz porque veo que los chicos me quieren mucho, yo les quiero mucho, y hay mucha complicidad. Esa complicidad que se demuestra cuando veo que hacen alguna “trastada”. Por ejemplo, en una ocasión: como pauta, no pueden comer más de un trozo de pan durante las comidas y les veo comerse un trozo y medio… Pero me hago el loco porque pienso que bastante tienen que soportar con ser excluidos a nivel social que yo no soy nadie para decirles que no se puedan comer ese medio trozo de pan. Me encanta mi trabajo porque veo que, en cierto modo, valgo para ayudarles a
conseguir un pelín más la felicidad.

¿Por qué llegaste a este sector profesional? ¿Tenías especial interés?

Yo llegué a este terreno de forma accidental. Es verdad que llevo mucho tiempo diciendo que lo voy a dejar por tema de estudios y compaginar mi vida. Así llevo año y medio, diciendo que lo voy a dejar. Sin embargo, cada vez que pienso que llega ese momento me echo para atrás porque valoro mucho el tema emocional: no quiero dejar de verles, no quiero dejar de saber de ellos y ellas, son personas que me hacen muy feliz de las cuales he aprendido muchísimas cosas y somos una pequeña FAMILIA.

Ahora estamos en una situación excepcional con el Covid, ¿Como están las cosas? ¿ Qué problemas tenéis?

Con esta situación del COVID-19, lo primero que quiero hacer es felicitar a todos los residentes, porque si ya es difícil trabajar a nivel socio sanitario, si lo mezclas con las múltiples discapacidades que pueden tener, cada una de estas personas ha sabido gestionarlo muy bien. Han sabido tener muy en cuenta el distanciamiento físico, el lavado de manos, llevar una mascarilla y desde aquí tengo que agradecerles y aplaudirles.
Problemas hemos tenido como todos los centros, contagiados, aislados… Pero actuamos pronto y creo que eso nos vino bien. Tanto a los chicos y chicas del centro, como a los familiares, se les prohibió la entrada desde el 26 de Febrero. Los profesionales estábamos concienciados desde el minuto uno y hemos hechos grandes esfuerzos. Vamos vestidos como si trabajáramos en un laboratorio, tapados de abajo a arriba con EPIs completos.

Bueno Jesús, para acabar una pregunta que le hacemos a todos los profesionales. ¿Qué cambiarías dentro de tu sector profesional?

Creo que queda mucho trabajo por hacer a nivel social con estas personas porque no tienen por qué ser mirados de forma diferente por la calle, cuando se suben a un autobús o cuando van a hacer la compra, porque no se nos tiene que olvidar que son personas como cualquier otra. Solo que con un cuidado especial, lo que a una persona hay que explicarle una vez para que lo entienda, a lo mejor hay que explicársela diez pero lo acaba entendiendo y lo acaban haciendo (en ocasiones con mucha más exhaustividad que incluso yo mismo). Por eso creo que la población, general debía estar mas concienciada y estar mas cerca de estos colectivos. La gente les tiene miedo mucha veces por el desconocimiento. Creo que dar difusión a su realidad y a nuestro trabajo ayuda a comprender que son personas como tú y como yo, que sienten, que aman, que luchan.

Jesús. Auxiliar sociosanitario en centro de personas con movilidad reducida y necesidades especiales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *