RELATOS

Una llamada a 3

Comenzamos a charlar animadamente. Y eso que acaba de perder a su marido. No ha podido verle, ni siquiera sabe dónde está y la empresa aseguradora no puede decirle dónde se encuentra el cuerpo. Lleva varias semanas esperando que le manden las cenizas. Me expresa su dolor. La escucho sorprendido y admirando su fortaleza, y se lo expreso. Me dice que no queda otra, que hay que seguir para adelante, que la vida continúa.