DESTACADOS

La otra red

Hoy vamos a hablar de “la otra red”, la que frena esa caída libre, la que se encarga de reconstruir los pedacitos de todos esos niños y niñas frágiles que ingresan en un centro de protección. En mi caso, un hogar, la “resi” como dicen algunos, o casa, como terminan diciendo prácticamente la mayoría. Pasando por alto en este artículo lo traumático que debe resultar ser separado de tu familia (por muy “mala” que sea, es SU familia), y entrar en un sitio donde hay muchos niños y niñas, y un equipo educativo completamente desconocido, la llegada al Hogar se convierte en un evento con una gran carga emocional.

DESTACADOS, PROFESIONALIZACIÓN

Mi NO experiencia como Educadora Social.

Actualmente sigo en búsqueda de trabajo y también de prácticas, pero en muchas ocasiones no obtengo ni respuesta. Llegando a mis treinta años de edad, siento que todo el dinero y tiempo que he invertido en formarme no están sirviendo para mucho y, poco a poco, voy perdiendo motivación y sobre todo seguridad en mi campo profesional, incluso estoy planteándome estudiar otra cosa y encaminar mi futuro hacia otros ámbitos profesionales. Esta situación me duele en el alma porque creo que he sido una persona que ha intentado buscar por todos los medios su lugar en el mundo, y pasa el tiempo, pero no encuentro mi hueco.

DESTACADOS, LGTBIQ+

El camino de baldosas multicolor

Soy Educador Social, he trabajado siempre en el colectivo de la infancia y juventud. Soy homosexual, nunca lo escondo en mi vida privada (bueno, en mi infancia y primera adolescencia sí, pero esa es otra historia). Sin embargo, en el trabajo es diferente. Soy una persona que tiene pluma (y muy orgulloso de ella) y que intenta dar visibilidad al colectivo.

DESTACADOS, RELATOS

Una llamada a 3

Comenzamos a charlar animadamente. Y eso que acaba de perder a su marido. No ha podido verle, ni siquiera sabe dónde está y la empresa aseguradora no puede decirle dónde se encuentra el cuerpo. Lleva varias semanas esperando que le manden las cenizas. Me expresa su dolor. La escucho sorprendido y admirando su fortaleza, y se lo expreso. Me dice que no queda otra, que hay que seguir para adelante, que la vida continúa.