RELATOS

Los esenciales invisibles.

Compañeras y compañeros Educadores y Educadoras Sociales, hoy más que nunca debemos defender nuestra pasión, nuestra profesión, nuestra labor y para ello hay que ser resilientes. Como bien dice un proverbio popular, usado por la Oreja de Van Gogh, “caer está permitido, levantarse es una obligación”.